Haz click para ir a la página de inicio

Membranas Fetales y Placenta:

Al comienzo del 2° mes, el trofoblásto se caracteriza por abundantes vellosidades secundarias y terciarias que le dan un aspecto radiado. Las vellosidades están ancladas en el mesodermo de la lamina coriónica y se unen a la decidua materna por la envoltura citotrofoblástica externa. La superficie de las vellosidades están formadas por sincitio que descansan sobre el citotrofoblasto, el cual cubre al mesodermo vascularizado. El sistema capilar de las vellosidades se pone en contacto con los capilares de la lamina coriónica y del pedículo de fijación, dando origen al sistema vascular extra embrionario.

En los meses siguientes de los troncos vellosos salen prolongaciones a los espacios lacunares.

En el 4° mes, en estas vellosidades, desaparecen las células citotrofoblásticas, lo mismo que algunas conectivas. En consecuencia las únicas capas que separan la circulación materna y fetal son: el sincitio y la pared endotelial de los vasos. La desaparición de las células citotrofoblástica avanza desde las vellosidades menores a las mayores. Corion frondoso y decidua basal.

En las primeras semanas las vellosidades cubren la superficie del corion. A medida que avanza la gestación, las vellosidades del polo embrionario crecen y dan origen al corion frondoso, mientras las del polo abembrionario degeneran al 3° mes y se llaman corion calvo o leve.

La decidua es la capa funcional del endometrio. La decidua cubre al corion frondoso en el polo embrionario es la decidua basal y la que cubre al polo abembrionario es la decidua capsular.

La única porción del corion que participa en los procesos de intercambio es el corion frondoso que junto con la decidua basal forma la placenta.

La fusión del amnios y el corion forman la membrana amniocoriónica que se rompe al entrar en trabajo de parto. Placenta.

Hacia el comienzo del 4° mes, la placenta esta constituida por una porción fetal, que deriva del corion frondoso y una porción materna que deriva de la decidua basal. El espacio entre las laminas coriónicas y la decidua fetal, esta ocupado por los espacios intervellosos, llenos de sangre materna.

En el curso del 4° y 5° mes, la decidua forma los tabiques deciduales en los espacios intervellosos, compuestos por un núcleo materno y una cubierta sincitial. De manera que la capa sincitial separa la sangre materna de los lagos intervellosos del tejido fetal de las vellosidades.

Como formación de estos tabiques, la placenta queda dividida en 15 a 25 cotiledones. Los tabiques no llegan a la lamina coriónica, se mantiene contacto entre los espacios intervellosos y los cotiledones.

Las principales funciones de la placenta son: intercambio de gases, intercambio de elementos nutricios y electrolitos, transmisión de anticuerpos e IGg dando inmunidad pasiva al feto, producción de hormonas (progesterona, estradiol, estrógenos, GCH, GH, LPl), y destoxificación.

Amnios y cordón umbilical.

La línea de reflexión entre el amnios y el ectodermo es ovalada y se denomina anillo umbilical primitivo. En la 5° semana pasan por este anillo: el pedículo de fijación (alantoides y los vasos umbilicales, 2 arterias y 1 vena), conducto vitelino junto con sus vasos, y el conducto que comunica las cavidades celómicas intraembrionaria y extraembrionaria.

El saco vitelino ocupa el espacio entre el amnios y la lamina coriónica.

Después la cavidad amniótica crece a expensas de la cavidad coriónica y el amnios envuelve al pedículo de fijación y al saco vitelino formando el cordón umbilical primitivo.

En sentido distal el cordón esta formado por el pedículo del saco vitelino y los vasos umbilicales; en sentido proximal incluye las asas intestinales y el resto del alantoides.

Hacia el final del 3° mes se dilata y oblitera la cavidad coriónica.

La cavidad abdominal es pequeña para las asas intestinales que sobresalen de ella formando la hernia fisiológica, después vuelven a la cavidad abdominal y desaparece la cavidad celómica en el cordón umbilical.

Cuando se obliteran la alantoides, el conducto vitelino y los vasos, quedan en el cordón umbilical los vasos umbilicales rodeados de la gelatina de Warthon revestida por el amnios.

En conclusión: el amnios es un saco que contiene liquido en el cual flota el feto suspendido por el cordón umbilical. El liquido amniótico tiene la función de: Amortiguar sacudidas, permite los movimientos del feto e impide que el embrión se adhiera a los tejidos circundantes.

Nota Legal: Los Libros, Softwares y Documentales que aparecen en este sitio son links recopilados de otras páginas WEB, por lo que quedamos exentos de cualquier responsabilidad que se nos quiera atribuir, por lo que la descarga será responsabilidad propia de quien la efectúe.